Nuevos actos contra el acoso en Ginos

concentracion-ginos-salamanca-2-marzo-fotosUna vez más, un grupo de compañeras y compañeros del Sindicato de Oficios Varios de Salamanca (CNT-AIT), nos hemos trasladado la noche del 2 de marzo, hasta el Centro Comercial Vialia, para denunciar la campaña de acoso, por parte de la empresa Ginos contra los compañeros de la Sección Sindical en esta empresa en Barcelona.


Los compañeros de la Sección están luchando contra la imposición de las pésimas condiciones laborales que establece la empresa, que se han visto recrudecidas a través del “Desafío 2013”, en el que se han reducido los salarios y se ha aumentado la flexibilidad de la empresa. Ante la oposición de los compañeros y el apoyo de la Confederación, tan ruidosa y extensiva como se ha podido comprobar en muchas ocasiones en Salamanca, la empresa pretende deshacerse de ellos. El delegado de la Sección está sufriendo un fuerte acoso para que cese en su actividad sindical u opte por abandonar la empresa.

Hoy hemos vuelto a estar, delante de la puerta de Ginos, para recordar a la empresa que no vamos a tolerar ningún comportamiento abusivo para con nuestros compañeros. Durante una hora y con la información necesaria, además de nuestras banderas, hemos dejado ver a la empresa que los compañeros no están solos en la lucha.

Desde el SOV de Salamanca (CNT-AIT) vamos a seguir apoyando a los trabajadores en conflicto, y extendiendo el mismo durante el tiempo que haga falta. No vamos a dejar tirados a los compañeros que luchan por mejorar su situación laboral, cosa que deberíamos hacer todos los trabajadores y trabajadoras.

Así mismo, agradecemos las muestras de apoyo de toda la gente que se ha interesado por lo sucedido en Ginos y de las personas que han decidido no cenar en el establecimiento, en solidaridad con los compañeros. Además, queremos hacer hincapié en que sólo a través de organización y la lucha, podremos recuperar terreno con respecto a todos los retrocesos en las condiciones laborales que hemos de sufrir cada día.

Seguimos luchando.