pegatina boicot cast

El Corte Inglés y Bo de Debó SL colaboran en la explotación laboral.

El pasado sábado 17 de diciembre la CNT de Salamanca ha realizado un reparto de octavillas a la puerta del Corte Inglés de Salamanca, para apoyar a las compañeras despedidas y a la sección sindical de la empresa Bo De Debó (empresa contratada por el ECI).

Bo de Debó SL era una empresa familiar, que de una pequeña carnicería ubicada en Terrasa, se transformó en una gran empresa qcon millones de euros en ventas. Sus grandes clientes, los que le han hecho ascender, son famosos por no cumplir con las más mínimas garantías laborales y por ejercer contra las plantillas un acoso constante, sobre todo contra quien se atreve a llevarles la contraria.

Uno de éstos clientes es El Corte Inglés, que lleva a cabo una estrategia de comprar una parte de sus productos en zonas cercanas, quizá para lavarse la cara de la explotación infantil que realiza en países del Este. Lejos de suponer una política positiva, la empresa se aprovecha de las pequeñas empresas con delirios de grandeza, y les obliga adaptarse a una producción muy exigente para atender la demanda de El Corte Inglés.

Finalmente, la empresa que dirige el falangista Dimas Gimeno, se dedica a apretar a las empresas proveedoras hasta que rebajan el precio de sus productos. Esto lo acaban pagando finalmente las plantillas de las pequeñas empresas que quisieron ser grandes.

Bo de Debó SL ha decidido establecer una relación comercial con El Corte Inglés, dentro de su política de crecimiento empresarial. Parece una contradicción, pero siempre que una empresa crece, las trabajadoras retroceden en derechos, ¿cómo es posible? Es muy simple: las empresas quieren asegurar su inversión recortando en gastos, y como siempre, las que hacemos posible que los productos se fabriquen y estén en su sitio en tiempo y forma, somos quienes pagamos el precio de los recortes.

Pero en esta ocasión estas dos empresas se han encontrado con lo que nunca quieren: trabajadoras que luchan por mejorar su vida y que están organizadas en la CNT. Por esto, animamos a la clase obrera a no comprar productos Bo de Debó y El Corte Inglés.

El Corte Inglés y Bo de Debó SL colaboran en la explotación laboral…

¡No compres sus productos!