RACCsalamanca20160115

Comienzan los piquetes contra RACC en Salamanca

El sindicato de la CNT-AIT de Cornellà reclama la readmisión de uno de sus afiliados, despedido por convocar una asamblea que preparaba una huelga en la empresa.

RACC ha despedido a un trabajador en su sede de Serveis Medics de Cornellà por fomentar la convocatoria de una huelga. La excusa ha sido la finalización de su contrato temporal ilegal, que venía prorrogándose desde hace dos años.

Este trabajador, que además era delegado de la CNT-AIT en la compañía, ya había denunciado a la empresa por la alta temporalidad en sus contratos. Recientemente las y los trabajadores consiguieron pequeñas subidas de sueldo y categoría gracias a la lucha.

Ahora, reunidas en asamblea, planteaban la convocatoria de huelga como medida de presión para lograr disfrutar de vacaciones, un derecho negado a gran parte de la plantilla por la directiva de la compañía.

La respuesta de la empresa ha sido intentar descabezar el movimiento despidiendo al delegado de la anarcosindical. Sin embargo, el despido ha precipitado la convocatoria de acciones de solidaridad en todo el estado.

Por el momento la empresa se niega a reunirse con el sindicato para valorar la readmisión del trabajador despedido por luchar. Este grupo de empresas nos conoce bien de conflictos pasados, y saben que no pararemos hasta conseguir que se oiga nuestra voz.

READMISIÓN COMPAÑERO DESPEDIDO EN RACC SERVEIS MEDICS