CruzRojaSalamanca072015

Nueva concentración en Salamanca contra el acoso laboral en Cruz Roja

La empresa despidió a una trabajadora por denunciar el acoso laboral que sufría en Alicante.

La CNT-AIT de Salamanca se moviliza contra la ONG en solidaridad.

Hace más de un año que nuestra compañera Ana, afiliada del sindicato de la CNT-AIT de Alicante, fue despedida de manera fulminante estando de baja por estrés elevado, con una batería de acusaciones de las cuales hoy aún no hemos recibido pruebas.

Dichas acusaciones, según su propio coordinador declaró ante el juzgado de instrucción, nunca fueron comprobadas y se dieron por válidas únicamente por provenir de un usuario del centro de trabajo. Con el agravante de que las mentiras vertidas han dañado la imagen privada y profesional de Ana.

Ana fue despedida por el único delito de hacer bien su trabajo, evidenciando las incompetencias del coordinador del CIBE (Centro de Intervención de Baja Exigencia), con la connivencia de la coordinadora local, del coordinador provincial, el secretario provincial, el Presidente de la provincia y la responsable del Departamento de Recursos Humanos de Cruz Roja Alicante.

Desde entonces la CNT-AIT ha estado luchando, no solo por la inmediata readmisión de nuestra compañera, sino por la dimisión de su coordinador y la depuración de las responsabilidades en que hayan incurrido todos los que han formado parte de esta pantomima.

Trabajadores, usuarios, voluntarios, compañeros y compañeras de la CNT-AIT se han movilizado en favor de Ana por toda España. Por su parte los usuarios recogieron firmas y presentaron quejas a la dirección de Cruz Roja por este atropello, siendo estas firmas y quejas desoídas con una falta de humanidad de la que hacen gala. Los voluntarios hicieron un informe sobre la situación del CIBE, verificando las incompetencias del coordinador, las necesidades sin cubrir del centro y la labor extraordinaria como psicóloga de nuestra compañera, que sigue sin ser contestado.

Por otro lado, los trabajadores y trabajadoras de Cruz Roja expresan su solidaridad en silencio. La mayoría tienen miedo de sufrir un despido tan arbitrario e injusto como el de Ana, o de sufrir acoso y represión en su puesto de trabajo.

El Comité de Empresa (CCOO y UGT) ha cumplido con el papel que se espera de los denostados comités: se hicieron la foto, la apoyaron en su día y han ido dejando en la estacada a la compañera. Tampoco se han posicionado cuando una miembro del comité, profesional que ni siquiera cumple con los requisitos de dicho puesto al carecer de acreditación en drogodependencias, ha ocupado el puesto usurpado a Ana. Este hecho ha sido denunciado ante el INSS, por estar prestando atención sin tener unos profesionales correctamente acreditados. Ello, aparte de ser una ilegalidad, vulnera los derechos de los usuarios y usuarias a ser atendidos por profesionales cualificados.

La única vía para ganar el conflicto es la solidaridad y la lucha constante de trabajadores, usuarios y voluntarios.

BASTA DE ACOSO LABORAL EN CRUZ ROJA

READMISIÓN INMEDIATA DE NUESTRA COMPAÑERA ANA

DIMISIÓN DE SU COORDINADOR Y DEPURACIÓN DE RESPONSABILIDADES

LOS DERECHOS SE CONQUISTAN LUCHANDO