“No aceptamos”. Comunicado de las Secciones Sindicales de CNT en Atento

Un ERE publicado, un período de negociaciones, todo un mes de luchas, miles de comunicados convenciéndonos de que la empresa no tiene motivos, una comisión paritaria que no ha parado de repetirnos que se oponen al ERE y todo para que llegado el día critico nos vengan a decir que la situación es difícil de defender y camuflen de referéndum la decisión de aceptar el ERE, así no se verán con la aparente responsabilidad de tener que cargar con un despido colectivo y poder lavarse las manos, condicionando entre nosotros la toma de decisión de la aceptación con acuerdo. Lo de siempre, “era la opción menos mala”, “no se podía hacer otra cosa”,…

Desde la Sección Sindical de CNT queremos dejar claro que:

  1. Que un sindicato entendido como organización de trabajadores jamas debería sentarse a negociar despidos y su labor principal debería ser la defensa del puesto de trabajo.
  2. Que si durante todo el período de consultas se han desmontado los argumentos expuestos por la empresa para justificar el ERE, por qué han dejado de ser válidos para seguir oponiéndose al ERE.
  3. Que el referéndum propuesto da como buenos los despidos y las únicas opciones que nos ofrecen es vender nuestro puesto de trabajo.
  4. Que estar en la lista de despedidos, no significa que ya no te puedas organizar y plantar cara a este despropósito convertido en destrucción de empleo.

Por todo lo anteriormente expuesto, nos oponemos a este referéndum si no se efectúa a mano alzada, ya que no nos fiamos de que se pueda manipular la votación, y obviamente de participar en el referéndum os instamos a que manifestéis un no rotundo al ERE puesto que es la postura que hemos defendido desde el principio.

No nos engañemos, aceptar el ERE incluso en unas condiciones como las que se nos proponen, es justificar la destrucción masiva de empleo y el progresivo empeoramiento de las condiciones laborales por parte de la empresa. Por otra parte, significaría que todos los esfuerzos que hemos realizado para frenar el ERE han sido en vano.