INSA explota

Una empresa de salarios bajos en la que haces mil funciones. El ritmo de trabajo a veces puede ser frenético y el trabajo bajo presión. Por si no fuera poco los sueldos congelados . Igual que los tickets de comida, congelados desde hace más de tres años en 6 euros, cuando comer fuera cuesta 8 ó 9 euros.

Es habitual quedarse un rato extra en la empresa, al igual que también es habitual que te obliguen a hacer un curso de formación que se alarga más de tu jornada. Todo esto sin cobrarlo y sin recibir compensación. ¿A alguno/a no le suena eso de que o haces turnos nocturnos y de fines
de semana para “ascender” a otro grupo o si no no te mueven? Bueno, claro, “ascender”: mismo sueldo y más responsabilidades… O tal vez te
guste trabajar 24×7 por cuatro duros más, perder calidad de vida y también los tickets de comida.

Si no fuera poco, algunos/as compañeros/as aparte de hacer su jornada normal, viven esclavos semanas enteras de guardia y con trabajos
programados. Todo por dos duros de más y muchas horas de sueño perdidas cada día.

Para colmo, el número de trabajadores en algunos grupos es escaso, y cuando falta alguien aumenta la carga de trabajo. El ser pocos/as, también repercute a la hora de disfrutar tus vacaciones, ponerse enfermo/a etc. Por si no fuera poco, la mayoría de contratos son de obra o servicio . ¿De verdad crees que mereces estas condiciones mientras tu empresa no para de hincharse a beneficios a costa de explotarte?

ORGANÍZATE Y LUCHA