Nueva concentración en Telepizza

concentracion-telepizza-salamanca-10-febrero-2013-fotosUn pequeño grupo de simpatizantes y afiliados al Sindicato de Oficios Varios de Salamanca (CNT-AIT) ha realizado una concentración en el establecimiento que Telepizza tiene en la Plaza del Mercado. La campaña contra Telepizza, extendida por diferentes puntos de Europa, exige la readmisión de los tres compañeros despedidos en Sevilla. La concentración comenzó poco después de que otro trabajador de Telepizza sufriera un nuevo accidente.

A pesar del frío y la lluvia, un pequeño grupo de compañeros y compañeras ha estado informado a los pocos clientes y transeúntes que pasaban por la zona. Es el cuarto acto de este tipo que se realiza en Salamanca y se suma a una larga lista de actos que se viene extendiendo por diversos puntos de Europa: Polonia, Barcelona, Burgos, León, Santander, Gijón…

Los despidos se motivaron por la actividad sindical de los compañeros, que apuntaba a las condiciones de precariedad que caracteriza a esta empresa: horarios, salarios, seguridad… Precisamente, en Salamanca son varios los accidentes que han sufrido trabajadores de esta empresa en las últimas semanas. Poco antes de comenzar la concentración, un trabajador de Telepizza sufría un aparatoso accidente en la Cuesta de San Justo, al punto de ser necesaria la atención de una ambulancia.

Hace ya meses que el SOV de Salamanca (CNT-AIT) viene reclamando una mejora en las condiciones de seguridad, particularmente en el estado de conservación de las motos. Las irregularidades en este sentido son asombrosas: el mal estado de los frenos o fallos en el sistema de alumbrado son algunas de las averías que se perpetúan durante meses. La empresa alegará el mal estado del firme en el momento del accidente debido a las condiciones climáticas, si bien no queda duda de que el estado de las motocicletas, particularmente el estado de los neumáticos, juega un papel crucial en estas condiciones adversas.

La concentración, que se ha alargado durante una hora, ha coincidido con la visita del encargado de zona. De esta forma, los responsables de la empresa han tenido la oportunidad de ver en primera persona los efectos que tiene tocar las narices a los trabajadores que están organizados en sindicatos. La empresa ya ha reconocido el daño que le está causando la campaña, pero no atiende a negociar porque parece que le sale más barato perder miles de euros por una campaña de boicot que abonarlos en mejorar las condiciones salariales y de seguridad de su amplia plantilla.

Desde el SOV de Salamanca (CNT-AIT) tenemos bien claro que la campaña no cesará mientras los trabajadores no sean readmitidos en su puesto de trabajo. Le tenemos cogido el tranquillo a esta empresa y sabemos bien cuáles son sus puntos débiles. No es la primera vez que se topan con la CNT-AIT, pero parece que aún no aprendieron.