19 de julio: Multitudinaria manifestación

La manifestación contra los recortes ha congregado, según algunos medios, a unas 20.000 personas. El bloque de CNT-AIT, situado a la cola y cerrado por el 15-M, ha reunido a unas 500 personas. Durante el recorrido se han coreado consignas contra los recortes, las reformas y los gastos que suponen organismos inútiles como la Iglesia, los sindicatos de representación, los partidos políticos, los cuerpos represivos o la casa “real”.

 

La manifestación convocada por los sindicatos CCOO y UGT y secundada por diversas Organizaciones sindicales, vecinales, partidos políticos y otros colectivos ha reunido a unas 20.000 personas. La manifestación partió pasadas las 20.30 de una abarrotada Plaza Mayor y concluyó en la Subdelegación del Gobierno.

CNT-AIT participó en la manifestación en un bloque situado a la cola de la misma que se cerró con una importante participación del 15-M. A la salida de la Plaza Mayor, demorada cerca de una hora respecto a la cabecera de la manifestación, el bloque estaba apoyado por unas 400 personas y ha sido en el Parque de San Francisco donde el bloque ha llegado a ser más numeroso, juntando unas 500 personas. El bloque se ha abierto con una pancarta en la que se podía leer “No es hora de lamentarse, es hora de organizarse”, en la mitad del bloque había una pancarta con palos en la que se hacía alusión a la particular situación de represión que sufre nuestro Sindicato por parte del Ayuntamiento de Salamanca bajo el lema “En boca cerrada no entran multas”; en la parte final de la manifestación se situaba la pancarta del 15-M, algunas pancartas de mano hacían referencia a la detención esta misma mañana (19 de julio) durante unas horas de una compañera del 15-M.

A la cabecera de la manifestación se situaba una pancarta firmada por CCOO, UGT, FEVESA, CSI-F, USO y CGT. La CNT-AIT recibió invitación de sumarse a la cabecera pero rechazó la propuesta. Entre medias, al parecer, había Organizaciones sectoriales de Policías y Guardias Civiles; hoy acudieron a la manifestación sin disfraz de robocop y sin ganas de dar palos, o eso parece, al menos por el momento.

Cabe destacar que a la salida de la Plaza Mayor un coche, plagado de carteles de la manfiestación firmados por CCOO y UGT y con una potente megafonía se ha situado a la cola de la manifestación, pegado al bloque de CNT-AIT y el 15-M. Como suponemos que estos sindicatos ya saben que nos conocemos sus lemas y propuestas, damos por hecho que colocaron ahí el coche para molestar.

Durante toda la manifestación el bloque ha estado coreando consignas y cánticos contra los recortes, las reformas, los acuerdos de los sindicatos de representación y el trabajo en condiciones precarias. El bloque se ha separado unos 200 metros del bloque de la CGT, formado por algo menos de un centenar de personas, y una vez que se ha salido de la Plaza Mayor, se había perdido de vista al resto de la manifestación; que ha mantenido una velocidad sorprendentemente alta.

Para finalizar, en la Plaza España, un compañero ha animado a todas las personas que se habían unido al bloque de CNT-AIT a continuar acudiendo a este tipo de actos y, sobre todo, a plantar cara a estos recortes en el día a día, en los centros de trabajo, en las clases, en los barrios, en las calles…