De nuevo Mercadona…

El Sindicato de Oficios Varios de Salamanca (CNT-AIT) ha retomado las acciones contra la cadena de supermercados Mercadona por el despido de un trabajador y una trabajadora en Andalucía. Mercadona sigue abriendo diferentes casos por acoso y despido.

En los últimos meses, CNT-AIT ha mantenido abiertos varios conflictos contra Mercadona por varios despidos. Los dos últimos despidos se han sucedido en Rota y Granada. El primero de ellos se realiza a un trabajador que padecía una baja por enfermedad, el segundo de ellos se realiza bajo la excusa de que la trabajadora “robó” 1,19 euros. El Sindicato ha realizado una concentración en el supermercado de la Avenida de Villamayor y continuará realizando cuantas acciones sean necesarias para que la empresa busque una solución satisfactoria para ambos conflictos.

Los dos conflictos anteriores, San Fernando (Cádiz) y Loja (Granada), también se trataban de reclamaciones por despido; en ambos casos, por represión sindical. Queremos destacar el caso de Antonio, despedido del Centro de Loja, por segunda vez, debido a su afiliación a la CNT-AIT. En este caso, por el momento, se ha conseguido que un Juez reconozca la improcedencia del despido, si bien la nulidad del mismo, por la vía jurídica se ha complicado debido al testimonio favorable a la empresa de los delegados de CCOO y UGT en el Comité de Empresa; que no dudaron en acudir al juicio a mentir para negar la actividad sindical que el compañero ha venido realizando en los últimos años.

En este caso, el primer conflicto, en Rota, se origina cuando la empresa despide a un trabajador que ha sufrido una baja por enfermedad. Tras doce días de baja, nueve de ellos en el Hospital, la empresa se pone en contacto con él para informarle de que queda despedido. En el caso de la trabajadora de Granada, se trata de un despido bajo la falsa acusación de robo, una práctica muy habitual en Mercadona. Conchi realizó una compra tras su jornada laboral y el compañero que estaba en caja olvidó pasarle una bolsa de congelados. Cuando Conchi se percató del fallo se ofreció a abonar los 1,19 euros, sin embargo el encargado se negó y le dijo que quedaba despedida por falta de confianza. Se trata, a todas luces, de un despido que la empresa realiza para ahorrarse el salario de una trabajadora que lleva muchos años en la empresa.

En solidaridad con los compañeros y compañeras de Granada y Rota, y con la intención de conseguir la readmisión inmediata de los trabajadores despedidos, en Salamanca estuvimos informando del conflicto en el supermercado de la Avenida Villamayor. Durante cerca de una hora y media se reapartieron octavillas y se informó por el megáfono a clientes, transeúntes y vecinos del barrio. Animando a la gente a no comprar en Mercadona para apoyar la lucha de estos trabajadores.