Servicios, ni públicos ni privados: Autogestionados

Si a un animal salvaje le facilitas el alimento, el cobijo y la comodidad, fácilmente terminará por domesticarse y acostumbrarse, o mejor dicho malacostumbrarse a la dependencia e incluso al capricho. Y si después de amansarle, le retiras de repente toda la asistencia que le has ofrecido durante tanto tiempo, y le abandonas a su suerte, este se verá desorientado y se sentirá débil, pues no sabrá valerse por sí mismo y estará al acecho de cualquier peligro.

Algo parecido le ha pasado a la clase trabajadora del mundo occidental con la implantación del Estado de Bienestar, el cual vino a suplantar los servicios que antes l@s trabajador@s se prestaban a sí mism@s: compensación por desempleo, sanidad, educación, etc.

Esto, que a corto y medio plazo se mostraba como uno pilares incuestionables del “progreso” del liberalismo y la socialdemocracia, finalmente no ha supuesto mucho más que un derroche de recursos a costa de la explotación de los recursos naturales y humanos del Tercer Mundo, y la desactivación del poder popular y obrero en aras de un paternalismo de Estado que cuando le interesa suelta las riendas y cuando no, las ajusta.

Ahora, tras conocer los Presupuestos Generales del Estado, nos dicen que recortarán 10.000 millones de euros más de la financiación pública de la sanidad y otros 3.000 millones de la educación. A lo que se suma la reciente reforma laboral, la amnistía fiscal, la subida de los impuestos indirectos…

Y nosotr@s, la clase trabajadora, tras décadas de pasividad y sumisón por las buenas, nos vemos indefens@s y desorganizad@s ante este nuevo ataque del capitalismo y el Estado.

Desde la CNT-AIT estamos luchando por recuperar la capacidad de lucha, y devolver al pueblo el ansia por nuestra emancipación total. Apoyamos la lucha contra la privatización y los recortes en Sanidad y Educación, pero afirmamos que hay que ir más allá, y ver que la solución real pasa por satisfacer nuestras necesidades de forma autónoma y autogestionada, es decir, prescindiendo del lastre del Estado y de su innecesaria burocracia.

NI UN SOLO RECORTE MÁS

Llevan meses hablando de crisis, de recortes, de despilfarro, de ajustes, de reformas, de deudas… Nos están diciendo que trabajamos poco, que somos un@s vag@s, que no estudiamos todo lo que deberíamos y que salimos muy car@s.

Nos han recortado en derechos, nos quieren empezar a cobrar más por comprar medicamentos y nos quieren subir las tasas por los estudios superiores; sin contar con que pronto es probable que tengamos que pagar si nos ponemos enferm@s.

Pero nosotr@s ya nos hemos cansado. No queremos que nos recorten en nada, porque somos l@s trabajadores l@s que lo hacemos todo. Si no les salen las cuentas, que no recorten en sanidad, en educación ni en derechos laborales; que recorten del ejército, de las subvenciones a los sindicatos, de las subvenciones a partidos, de las subvenciones a la Iglesia; porque eso no lo necesitan las personas, lo necesita el Estado.

MANIFESTACIONES (Búscanos a la cola)

29 de Abril a las 12.30 horas en la Plaza Mayor, “Nos están robando”

1 de Mayo a las 12.00 horas en la Gran Vía, “Reforma laboral, ni decretada ni negociada”