La Gaceta y Cadena Ser, esos medios de des-información

Que La Gaceta es un periódico sensacionalista lo sabíamos todos. Que el rigor de los “periodistas” que trabajan para este periódico es más que escaso también. Por eso, no nos ha llamado mucho la atención el tratamiento que ha realizado este periódico de la Huelga General del 29M. Leyendo las enormes calumnias que vierte este diario en su edición del día 30 de Marzo a uno le entran ganas de reírse de lo ignorante y mentirosa que puede llegar a ser cierta gente. Pero eso se llama manipulación, y por eso, queremos aclarar algunas de las mentiras que esos “periodistas” publican en La Gaceta de 30 de Marzo.

En la portada los redactores afirman que “los sindicalistas irrumpieron en varias clases del campus, intentaron cerrar tiendas y agredieron a un comerciante”. En la segunda página, se especifica que “la agresión de piquetes que iban con la manifestación convocada por el sindicato CNT le provocó un esguince cervical y varias contusiones [a un comerciante de la calle zamora]”. Sin embargo, estas afirmaciones son falsas, pues no se produjo ninguna agresión física. Un individuo, no perteneciente a CNT, pintó con un spray la chaqueta del comerciante; y de inmediato este individuo fue increpado y separado por manifestantes, algunos de ellos afiliados al sindicato.

En la página cinco, se asegura que “en el Polígono de Los Villares, los piquetes más radicales (en su mayoría jóvenes de CNT y CGT encapuchados) se encargaron de recopilar contenedores y neumáticos que prendieron en tres hogueras”. Pero es rotundamente falso que hubiera unos piquetes más radicales y otros que lo eran menos, había un sólo piquete constituido por los sindicatos CNT, CCOO y UGT; pero no CGT, que se encontraba en el Polígono de Los Montalvos. Del mismo modo, las hogueras se realizaron con neumáticos y palés, los contenedores se colocaron para poder protegerse de los posibles disparos de bolas de la Policía y uno de ellos se fundió accidentalmente al estar cerca de la hoguera.

En la página seis, los redactores afirman que “la manifestación convocada por el sindicato CNT (…) arrasó durante su trayecto hasta la Plaza del Liceo con los comercios abiertos, a los que obligaron a cerrar”. La manifestación no arrasó con ningún comercio, ni obligó a nada a nadie; prueba de ello es que hubo comercios, como es el caso de la cafetería Toscano, que no cerraron. Algunos de los manifestantes hablaban con los comerciantes que estaban trabajando y les animaban a cerrar, pero la amplia mayoría cerraba antes de que pasara la manifestación.

En la misma página seis, se comenta de forma pretenciosa, dada la redacción general que se da a la huelga y particularmente a las movilizaciones protagonizadas por CNT, que en la manifestación de la mañana de CNT “la juventud de sus miembros llamaba mucho la atención”. Desconocemos qué quieren insinuar con ello los redactores, pero para nuestro sindicato es un orgullo ver cómo se movilizan los jóvenes. Los jóvenes, los más perjudicados por el paro, los más perjudicados por las reformas del Gobierno del PSOE y del PP, los que más tienen que perder con esta reforma, son lo que lógicamente tienen que colmar las calles. Para defender los derechos que sus padres no son ni han sido capaces de defender. Pero es que en la manifestación no sólo había jóvenes, había gente mayor, padres, abuelos, jóvenes e hijos, parados, estudiantes, trabajadores en activo que hacían huelga, trabajadores precarios, inmigrantes, pensionistas. Había una clase trabajadora que ya está cansada de soportar el peso de un sistema en crisis permanente.

En el mismo lugar se ha situado la Cadena Ser. Instantes antes de la manifestación convocada por CNT-AIT en la mañana, aproximadamente media hora antes, esta emisora se dedicó a difundir que la manifestación había sido ilegalizada. Esto se trata de una mentira vergonzosa, la manifestación había sido oportunamente convocada atendiendo a la legislación que nos han impuesto. Afortunadamente, la asistencia no se vio mermada, sino más bien todo lo contrario.