La reforma que se veía venir

La reforma laboral anunciada hoy en el Consejo de Ministros abarata el despido y aumenta las bonificaciones empresariales y la flexibilidad interna de las empresas.

Contratos

Tal y como se esperaba, el Gobierno ha rebajado el coste del despido, generalizando la indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 meses, tanto para los contratos que se firmen como para los que ya están firmados. Éstos últimos se calcularán con dos índices, hasta el día de mañana con una indemnización de 45 días, y de mañana hasta que termine la relación laboral, con una indemnización de 33 días, en este caso particular con un tope de 42 mensualidades. Esto supone, de hecho la eliminación del contrato indefinido y su sustitución por el llamado “contrato indefinido para el fomento de la contratación indefinida”. Supone un nuevo paso, el octavo desde la creación del contrato indefinido, para la progresiva eliminación de la contratación indefinida y su sutitución por la contratación temporal, a través de su equiparación.

Del mismo modo, generaliza los contratos en formación hasta los 30 años, medida que hasta el momento era provisional, y los permite mientras que el paro juvenil no baje del 15%. La propia medida permitirá que el trabajador pueda ser contratado a través de esta fórmula en diferentes sectores, “como una segunda oportundiad”. También incluye la posibilidad de recibir formación en la propia empresa siempre que ésta cuente con las instalaciones y el personal adecuado.

El Gobierno ha limitado hasta el 31 de Diciembre de 2012 la posibilidad de encadenar contratos temporales, medida aprobada por el Gobierno Socialista de forma temporal hasta el 31 de Diciembre de 2013.

Se crea un nuevo contrato: “Contrato indefinido de apoyo a los emprendedores”. Este contrato contará con un período de prueba de un año, el doble del máximo legal establecido y ocho veces más de la media habitual, por lo que hasta pasado ese año no se podrá hablar realmente de contrato indefinido. Esta modalidad cuenta con importantes bonificaciones para jóvenes y parados de larga duración (doce meses o más de forma ininterrumpida).

Despidos

Se añade un nuevo motivo para el despido objetivo, en la misma línea que el recientemente aprobado “tener pérdidas actuales o previstas”, se incluye el de tener “una disminución de ventas durante tres trimestres consecutivos”, este despido cuenta con una indemnización de 20 días por año (hasta 12 meses) y es el utilizado en los Expedientes de Regulación de Empleo.

También se facilitan los mecanismos para la apertura de EREs, no sólo añadiendo un nuevo motivo para su procedimiento, sino facilitando su desarrollo. Por un lado no requerirán autorización administrativa, y por el otro sólo podrán ser detenidos por un Juez.

Se facilitan los despidos por causas empresariales, eliminado la autorización administrativa y “clarificando” las causas del mismo. También se posibilita que empresas del sector público se acojan a esta modalidad de despido; por lo que es probable que en los próximos meses se produzca un drástico recorte del personal público.

Negociación colectiva

No aporta nada nuevo a la modificación aprobada por los agentes sociales respecto a la eliminación del sistema de categorías en los Convenios para su sustitución por los Grupos Profesionales. Frente a los acuerdos alcanzados recientemente por partonal y sindicatos, el Gobierno sólo ñade el acuerdo de que los convenios caducados no podrán prorrogarse durante más de dos años con la nueva normativa.

Descargar el texto definitivo de la reforma laboral de 2012 (Ley 3/2012) – 6 de julio de 2012

Descargar la reforma laboral (Real Decreto Ley 3/2012)