Comunicado de apoyo al preso Baldomero Lara

Baldomero Lara, Preso en Huelga de Hambre, sigue en prisión tras haber cumplido su condena.

Nuestro compañero Baldomero Lara Sanchéz, lleva encerrado en la cárcel desde hace 9 años y debería de encontrarse en la calle con nosotros ya que ha cumplido toda la condena que se le adjudicó. Él ya era consciente de que se encontraba secuestrado, ya que ha terminado de cumplir la condena que los jueces le impusieron. Hace unos días ha recibido respuesta a un recurso que el interpuso pidiendo la refundición de la condena. En este auto del Tribunal Supremo del 30 de septiembre del 2010 (lo cual implica la retención del documento hasta el momento por parte de la prisión de Topas), se le deniega la refundición solicitada porque su mayor condena es de 7 años, lo cual es un error, su mayor es de 3 años y medio. Esto implica que ya ha pagado toda la condena y ahora se encuentra secuestrado por las instituciones penitenciarias y sus cómplices. Además de haber sufrido 27 meses de más hasta el momento en prisión, encubriendo tanto esto como el maltrato sufrido mediante los traslados continuos. ¿Por qué Baldo no tiene una liquidación ajustada? ¿Por qué unos tienen que cumplir sus condenas y para que están las leyes si los malditos que las crean  ni siquiera las cumplen?

En septiembre, cuando se dicto el auto Baldo, ya tenían pedido su traslado de Topas a Algeciras, pero han seguido omitiendo la información. No les importa que lleve 47 traslados durante estos 9 años y aún por encima pretenden volverlo a trasladar lo cual supondría el retraso de todo el proceso judicial que tenemos abierto. Por eso ahora lo más importante es impedir que le manden a la otra punta de la península.

El 30 de mayo de este año, comenzó una huelga de hambre, que duro 21 días porque le negaban la asistencia médica adecuada para tratar una lesión en el hombro izquierdo, producida por una paliza recibida en prisión por parte de los carceleros. Todo fueron impedimentos desde conseguir que le operaran, las visitas en el hospital y  hasta la rehabilitación.

Después de la huelga el compañero ha sufrido un cambio de módulo y con ello la limitación de las comunicaciones.

Baldo ha mantenido la cabeza alta dentro de prisión y esto ha los carceleros no les gusta y por eso responden como mejor saben, con la crueldad de su sistema burocrático-represivo. Si esta es la situación de nuestro compañero que tiene apoyo en la calle ¿cuántos casos invisibilizados habrá dentro de las cárceles?

Mediante este comunicado, queremos exigir que Baldo salga a la calle, que es donde tiene que estar, de inmediato. Hoy día 15 de Agosto el compañero ha comenzado una huelga de hambre para denunciar su situación.

No pararemos hasta que no le podamos abrazar con los pies posados en el sucio asfalto de las calles.

¡¡LIBERTAD PARA BALDO!!

                                               Grupo de apoyo a Baldo.

Para contactar: cuartogradosalamanca@gmail.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.