CNT Salamanca ante la actitud victimista de Riegos y Jardines Pedraza

Son ya muchos años los que llevamos luchando contra todo tipo de abusos en empresas de todos los tamaños. No es una sorpresa la actitud de Ángel Pedraza de intentar culpar a la CNT de todos sus males y de acusarla de lo mismo que ellos han hecho y por lo visto quieren seguir haciendo.

Por tanto, ante las graves acusaciones de Ángel Pedraza a la CNT, tenemos que decir lo siguiente:

  • En el seno de la empresa Jardinería y Riegos Pedraza existía una deuda económica con los trabajadores en la fecha del despido. A algunos trabajadores les debía un  mes y medio, a otros solo medio, a otros más tiempo…pero es que antes de la llegada del compañero despedido a la empresa había muchos más problemas con Ángel Pedraza, por impagos muy cuantiosos y por obligarles a echar muchos horas extra, cuando no por los insultos y vejaciones del empresario. Casualidades de la vida, justo cuando la CNT de Salamanca ha empezado la presión a la empresa, se han acabado los conflictos y nos consta que les ha pagado lo que les debía. No sabemos si tendría el dinero debajo del colchón o es que estaba esperando justo a este momento para pagar, pero lo cierto es que los trabajadores de la empresa tienen ahora mismo un jefe que paga cuando le toca, que no dice ni mú por los pasillos de la empresa (salvo para insultarnos cuando vamos a intentar hablar con él para solucionar el conflicto) y al que le toca agachar la cabeza ante las peticiones de los trabajadores: el sueño de cualquier empleado. Eso, parece ser, que lo ha conseguido la CNT de Salamanca.
  • Nuestros compañeros de la secretaría de Jurídica están trabajando en una demanda que puede dejar a la empresa “en calzoncillos” si prospera, pero antes de hacer esto, preferimos solucionar el tema de una manera directa, hablando como personas, encontrándonos como respuesta los rebuznos (por el ruido que emite se parecen mucho) de Ángel Pedraza y las puñaladas traperas de su abogado. Por otra parte, la legislación laboral cada día está más a favor del empresario, que puede despedirte cuando quiera y cómo quiera, dándote apenas unas migajas como indemnización, además de poder beneficiarse de contratos en los que la Seguridad Social del trabajador la paga en exclusiva el trabajador, sin que la empresa ponga un duro. Es por esto que las empresas quieren que vayamos a magistratura. Y efectivamente, Ángel Pedraza pagó la indemnización, pero no sin antes haberle intentado hacer firmar la baja voluntaria, que en caso de haberse dado con un trabajador desinformado, lo habría conseguido. Pero la causa del despido no es “la situación del mercado”, sino haberse atrevido a reclamar los derechos que le correspondían: no hacer horas extra que no le correspondían y el pago de la nómina retrasada. Si ángel Pedraza piensa que despedir a un compañero por el simple hecho de reclamar lo que es suyo le va a salir por 200€, que es lo que pagó de indemnización, lo tiene claro.
  • El sindicato está pidiendo la readmisión del compañero porque es lo único que devolvería las cosas a la normalidad, cosa que se le ha comunicado por activa y por pasiva a empresario y abogado. A pesar de ello, la empresa ha insistido desde el primer momento en poner una cantidad sobre la mesa, intentando que cerremos la boca con un puñado de euros. Nosotros nos preguntamos cuánto vale para esta empresa que un trabajador que tenía firmado un contrato de seis meses, que le daba derecho a un subsidio de desempleo de otros seis, se haya quedado en la calle con una mano delante y la otra detrás, cuando tenía casi asegurada su alimentación durante un año. Por lo que parece, para esta empresa, un año de la vida de un trabajador no vale más que unos pocos euros. El compañero quiere volver a trabajar el tiempo que le quede y recibir los salarios de los meses que ha estado despedido, pero parece ser que a Ángel Pedraza le molestaría verse las caras con un trabajador que le ha plantado cara.
  • Lo más cachondo del caso (no hay otra palabra para describirlo), son las quejas por lo que dicen es una falta de protección. Si habéis pasado por la empresa, os daréis cuenta de que siempre que estamos nosotros, está la Guardia Civil, protegiendo la empresa y al empresario.  Normalmente somos menos de cinco personas las que estamos a las puertas de la empresa, pero con nosotros se encuentran dos o tres vehículos de la benemérita, ¿cómo pude sentirse desprotegido? No contento con eso, ha interpuesto ocho denuncias en la guardia civil y otras tres en los juzgados de guardia, por hechos de los que no tiene pruebas ninguna, ¿acaso cree que la justicia se ha hecho para protegerle a él en exclusiva? No amigo Pedraza, hay muchos empresarios que denuncian a sus trabajadores por muchos motivos absurdos, por lo que tenéis que hacer cola para que salgan vuestros juicios. Le pedimos paciencia a Ángel Pedraza y que conserve la calma, ya que cuando pierda los juicios que tiene contra nosotros, le va a hacer falta mucha serenidad.

No queremos despedirnos sin recordar unos hechos que han tenido lugar en los últimos años. Hace no mucho, en televisión anunciaban la conocida marca de productos lácteos Dhul. En el vídeo mostraban a unos felices trabajadores de la empresa, que agradecían lo respetados que estaban siendo por la familia Ruíz Mateos; “con cariño y respeto”, decían que les trataban. Pues bien, parece que hace muy poco todo ese respeto hacia los trabajadores y toda la admiración de éstos a su patrón se torcieron: la empresa echó el cierre y todo el mundo a la calle, sin dar más explicaciones. Jardinería y Riegos Pedraza no va a ser diferente, ya que hará lo que todos los empresario, tratar de exprimir al máximo a los trabajadores, saltándose la ley si hace falta (horas extra, falta de prendas de seguridad como botas de jardinería, impagos…) y despidiéndoles cuando no les necesite.

Nosotros también queremos agradecer las muestras de solidaridad de la gente que pasa por el lugar y que decide no estar a comprar en solidaridad con el compañero despedido, que recordamos es el único que está en la calle y sin trabajo a día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.